Un millón de gracias ahora mas que nunca

Un millón de gracias ahora mas que nunca
Uno, dos, tres millones de gracias

viernes, 9 de abril de 2021

Covid-19, coronavirus, nuevas variantes, vacunas, Bigfarma. Todo, desde el principio, se ha hecho mal , excepto las honrosas excepciones que confirman la regla. Ahora la retahila letania de que son más los beneficios que los daños.

 l principio, todo el mundo perdido, desde la OMS, que hubiese tenido que tener la cabeza fria y no pensar en la economia, en el dinerobolsillo caliente y declarar pandemia a principios de febrero, hasta los gobiernos. Unos, pregonaban la inmunidad de rebaño, o se pusieron de rodillas ante las ordenes de las Bigfarma y, denostaron, a aquellos colectivos y profesionales que, ante el desamparo y, despues de analizar el funcionamiento en laboratorio y constatar que algunas moléculas antiguas muy conocidas y utilizadas para otros tratamientos, afectaban al virus y le restaban virulencia, lo cual en aquél momento era muy positivo, propusieron su uso, pero, como eran/son baratas y estaban/están al alcance de todo el mundo se desprecian/ron/, estigmatizaron. Hay que comprar medicamentos nuevos, novísimos que no sirven para nada o casi y son carísimos.

Otras, en cambio, intentaron medidas para "controlar" la expansión del Covid-19 de una forma más o menos honesta.

Locos, insensatos, prepotentes aparecieron allende. 

Bebe lejia y te purificarás. 

No hagas caso de nada, sigue tu vida normal, y morirás, pero que más da si es en aras del neoliberalismo, de salvar la economia, economia capitalista, la crueldad productiva vamos. que, hasta el momento se nos habia vendido como imparable (al menos en la destrucción del planeta y la explotación de personas). 

Enriquecidas, unas pocas hasta la naúsea, hundidas en el barro la mayoría.

Ah! y si rezas, no veas.

Todo el mundo, lógico, investigando para encontrar una vacuna efectiva, pero, en vez de aunar esfuerzos para encontrar una (o varias) solución/nes que funcione/n contra el virus, sin importar la patente, solo el control de la pandemia, de las muertes, registrar la patente al precio que fuese, lo prioritario. 

Una patente libre al alcance de todo el mundo, es el único medio de salvar vidas.

Si se ha investigado "malamente" que importa, lo que sí el dinero, el money money, cash.

La salud  real, de verdad, de la población, pues nada de nada. 

Para los millonarios desplazamientos " vacacionales millonarios" para inocularse el producto milagroso, no problem, aunque sí, un montón y, que se esté bombardando a la gente de forma miserable con que el producto/s tiene/n mas beneficios que perjuicios, Orwell en la memória. En realidad es la esencia de nuestro sistema eocómico, mentir y hacerte creer que lo que te venden es lo más de lo más, lo compras y te das cuenta que es una eme. 

Y lo que impota es volver a empezar a desear el nuevo producto, el que sea, no importa.

La ilusión, la seducción, la burbujita se rompe y empieza de nuevo la maquinaria que con esto otro te vas a convertir en la/el Trending Topic. Ahora el objeto del deseo es la vacuna y al ser vacunad@, sales en la tele, te entrevistan, tu segundo de gloria, tu TT, lo más de lo más.

Ell@s(cobayas) content@s, perfecto. Éxito del sistema que se basa en el engaño de aquell@s que quieren ser engañad@s.

La lucha por demostrar que la mia m...más y mejor que la del vecino, reservamela, ingresa millones y ya te la haremos llegar cuando nos salga de donde nos salga si no hay alguien que paga más. 

Lógica del sistema, máximo beneficio al mas bajo coste. 

Si se mueren los feos que le vamos a hacer, no tenemos la culpa de que se mueran, la culpa es de que sean fe@s.

Falta de ética e indecencia total en aras de "salvar vidas" que no llenar bolsillos. 

Todos locos, locas por volver a la "antigua normalidad" sin querer ver lo mierda que es una economia basada en la depredación del planeta y las personas, desde el vendedor de perritos calientes al restaurante de x estrellas. Desde las fáricas de armamento hasta los proyectos espaciales. Dinero para todo lo que mata, no problem.

El clavo ardiente del turismo al que todos se agarran no solo lo chamusca sino que lo destruye todo, y todos cantando la loa a "el año pasado por estas fechas llegaron a nuestro país..." 

Ahora los que llegan son el summum de la insensatez y tan orgullosos de que lleguen, sino no tenemos nada, no investigación, no empresas solidas que den trabajo, no innovación respetuosa, no nada. Sólo se repite como papagay@s: hemos de salvar...hemos de salvar...hemos de salvar...aunque eso lo único que signifique sea inconsciencia e insolidarida además de muerte.

Viajar porque la pandemia te está agobiando, ironia pura. La pandemia nos demuestra lo poco que somos, lo poco que valemos en el todo planetario.

Viajar en tiempos de pandemia porque tienes necesidad de juerga, tiene guasa.